Reseña – Derek

Ricky Gervais es una de las celebridades vivas a las que más admiro. Y es que no solamente es un brillante guionista y director, así como actor y cómico en general, sino que es una bellísima persona. Inteligente, divertido y atrevido son las palabras que le definirían mejor (al menos, a través de lo que deja ver en sus redes sociales), y es así una persona comprometida con el arte, los derechos humanos y los animales.

Tomemos la descripción del humorista británico del párrafo anterior y cambiemos su nombre por el título de su última serie de televisión: Derek es Ricky en cuerpo y alma.

El amor por lo sencillo

#DerekSays be nice to animals.

Gervais, aparte de innumerables shows y monólogos (sus hostings de los Golden Globes son hilarantes), es el padre de dos brillantes comedias, Extras y la considerada una de las mejores series de los último veinte años The Office. Sin embargo Derek es la culminación de su obra como artista y persona: divertida, crítica y entrañable a más no poder.

La serie gira alrededor de Derek Knoves (interpretado por Gervais), un alegre cincuentón con la mente e imaginación de un niño de diez años que trabaja en el geriátrico Broad Hill. Le acompañan siempre la directora del centro, Hannah, y sus mejores amigos Dougie el encargado de mantenimiento, y el pervertido y borracho sintecho Kev. Gracias al programa de televisión que está siguiendo la vida de Derek (el formato de la sitcom es similar al utilizado posteriormente en The Office), podremos seguir la evolución de Derek y su percepción de la vida y la muerte, de la bondad, del amor y lo maravillosa que puede ser la vida si quieres. La vida es simple, pero eso no significa que sea fácil.

Con únicamente dos temporadas de seis episodios cada una (durando cada uno de ellos tan solo veinte minutos) y un especial de cuarenta y cinco minutos estrenado la pasada Navidad, Derek mantiene una calidad exquisita de principio a fin, con unos personajes muy bien desarrollados en un entorno creíble y unos extras que no merecen ser etiquetados como tal.

Los Tres de Broad Hill

De derecha a izquierda – Kev (David Earl), Derek (Ricky Gervais), Dougie (Karl Pilkington) y Poppy el conejo.

Personalmente me atrevería a decir que Derek es una de esas piezas de arte que me ha cambiado la vida. No sólo me he reído y me he encariñado con los diferentes personajes de la serie (todos increíblemente bien trabajados e interpretados), o soltado una lágrima – o más de una -, en la gran mayoría de episodios, sino que me ha dado la oportunidad de reflexionar y aprender acerca de temas tan comunes que tardamos eones en darnos cuenta de lo importantes y lo profundos que son, amén de importantes en nuestra vida.

Me siento orgulloso de decir que tras ver Derek me siento un hombre nuevo, un hombre mejor. Mucho más feliz de mi vida y de lo que me rodea. Apreciando el día a día y sus pequeñas cosas mucho, mucho más.

La recomiendo más que encarecidamente.

Sergi

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s