Reseña – Doctor Who. Season 9, ep. 01 – The Magician’s Apprentice

Como si se tratara del más épico season finale dividido en dos partes, de aquellos que nos hicieron temblar de la emoción (el último con Matt Smith hace ya cinco años, ¡cinco!), el Doctor ha vuelto rocanroleando y con más fuerza que nunca.

86264The Magician’s Apprentice (El aprendiz de mago) es probablemente el mejor inicio de temporada que ha escrito Steven Moffat, y es que ha sido todo un acierto no repetir la receta de la temporada anterior y comenzar con un especial excesivamente largo. Sin embargo, aunque creo que el público en general ha acabado con un muy buen sabor de boca, esta premiere no es perfecta. Vamos a ver.

Desgraciadamente, Doctor Who en general y Moffat en particular nos han demostrado que aunque ‘el cambio es la única constante’ los cambios principales en la trama general jamás se acaban manteniendo: los protagonistas muertos vuelven, los villanos muertos vuelven, el dúo Doctor-Clara separados vuelve (ya volvió, por eso, en Navidad), y – cómo no -, el Doctor ha vuelto a desaparecer por algún motivo relacionado con su muerte. Seamos sinceros, ya no cuela. Hemos estado ahí ya y quizá no sabemos cómo acabará, pero sí cómo no va a acabar.

Sin embargo la premisa funciona – de nuevo. Quizá no manteniendo la tensión por que respondan a la pregunta “¿va a morir el Doctor”, sino a “¿por qué aparentemente va a morir el Doctor, y por qué ha desaparecido?”. De hecho, si obviamos las dos precuelas al episodio (Prologue, y The Meditation), el Señor del Tiempo no aparece hasta ya entrado el episodio, y funciona bastante bien.

No solo la tensión escala al mostrarnos el ingenioso nuevo personaje (Colony Sarff) y por quién trabaja, o al desvelarnos el importante papel de Clara en UNIT, o el spoiled retorno de Missy (otra vez ya ni nos importa que haya vuelto ni cómo, es Doctor Who…), sino que inesperadamente juegan con la nostalgia y nos llaman la atención. ¡El Maldovarium! ¡Karn! ¡La Proclamación de las Sombras! Doctor Who sigue una continuidad insólita que no se detuvo con el 50 Aniversario. Y funciona, en este episodio capta nuestra atención.

Sin embargo esta emocionante introducción con un prólogo de libro de texto se detiene con el resto del episodio – una introducción al contexto y trama que dura tres cuartos del metraje.

– Pero oiga, si es un episodio en dos partes es normal que la mayor parte del episodio sea introducción, ¿no?

Buena pregunta amigo mío. La verdad es que no.

The Magician’s Apprentice y su secuela The Witch’s Familiar son una sola historia, sí. Sin embargo en el momento en el que decides explicarla en dos partes como narrador te ves en la impronta de explicar dos historias dentro de un espacio temporal en el que una precede de inmediato a la otra. Por así decirlo, el S9E01 explica cómo el Doctor ha desaparecido y lo han encontrado, desvelando al final el detonante de la trama del episodio. El S902 será otra historia, cómo el Doctor y compañía salen de su entuerto.

Para ambas parte de tu historia en dos relatos necesitas de una presentación, nudo y desenlace. Sin embargo la presentación de la trama acaba con SPOILERS! Missy hablando con Clara en la plaza, el desarrollo con Missy y Clara encontrando al Doctor, y el desenlace con diez minutos de charla entre el héroe y el enemigo.

Como muchos de los televidentes han notado en las redes, dejando de lado momentos gloriosos (¡tanque y guitarra en la Edad Media!), y diálogos más que ingeniosos que debes oír dos y tres veces para poderlos saborear y desentrañar…, el episodio en sí carece de tempo.

doctor_who_the_magicians_apprentice_1

La premisa de basar el argumento en algo que el 4º Doctor dijera sobre su archienemigo en su momento es delicioso, realmente algo que hacía falta explorar. Y con este nuevo Capaldi mejor que con cualquier otra encarnación.

Se alaba también la aparición de elementos, personajes, audios, vídeos, ¡y sets! de la serie clásica, cada vez más comunes desde el 2013. El diseño de los VFX y los mismos en pantalla, además, son más que aceptables.

Los cliffhangers, por otro lado, y como ya hemos comentado son poco emocionantes. Sabemos que el fondo del precipicio está cerca, y que si el héroe parece que va a caer… o no caerá o se hará muy poquito daño.

Dejando de lado los contras, ¡parece que hay muchos, sí!, el episodio lo he disfrutado de prólogo a cathphrase final. Dejándome con ganas de más para la semana que viene.

Allons-y!

Sergi

Anuncios

Reseña – Star Wars: Tarkin (Canon)

Con la impetuosa intención de reinstaurar y reconstruir el universo de Star Wars tras la compra de sus derechos, Disney y Del Rey publicaron de la mano de James Luceno (veterano en las Legends warsies), Star Wars: Tarkin – entre otras muchas novelas, claro.

Con tanto bamboleo y ataque liminal y súper-liminal de que se acerca el estreno de The Force Awakens, y aun reticente de separarme del Universo Expandido, Tarkin ha sido mi elección para re-adentrarme en el universo que tan bien ha tratado Rebels (2014 -) durante todo este año pasado. Y he de adelantarme diciendo que he acertado.

Tarkin_novel_artEl Grand Moff Wilhuff Tarkin interpretado por Peter Cushing en A New Hope (1977) es probablemente uno de los más impecables villanos en la historia del cine – aun habiendo durado poco su puesta en escena.  Sin embargo, y quizá por el amplio abanico de su target, el trato del personaje en The Clone Wars (2008-’14) y Rebels sabe a poco más que el de “malote serio estandarizado”. Era necesario que alguien le diera un trasfondo de calibre a alguien que tan bien ha servido al Imperio.

Los sucesos de la novela tienen lugar cinco años tras el final de Las Guerras Clon. La galaxia está en plena recesión económica, sobre todo en el Borde Exterior, mientras que en Coruscant el Imperio toma partido de la situación y crece exponencialmente. La carrera militar de Tarkin, así como su favorable relación con el ex Canciller Supremo Palpatine, le han otorgado una misión más allá de la expansión, pacificación o militarización del Nuevo Orden: la supervisión del proyecto secreto de construcción del Arma Definitiva en Geonosis. Sin embargo, su cometido se ve entorpecido cuando un inesperado ataque a las instalaciones secretas bajo su supervisión da a entender que el proyecto no es tan secreto, y que hay disidentes dentro de las fronteras imperiales que están empezando a alzarse en contra del Emperador…

Lo primero que sorprende de la novela es ver cómo, siguiendo el modus operandi de algunos episodios de The Clone Wars, Luceno y los directores creativos de Disney consiguen enlazar sin-sentidos y cabos sueltos de la trilogía original y las precuelas de Lucas. Así, se entiende mejor la relación de Dooku con Poggle el Menor y por qué comienzan Las Guerras Clon; cómo evolucionan personajes como Motti o Yularen de la serie al Episodio IV; quiénes eraN exactamente la Federación de Comercio, por qué poseían un planeta entero y un ejército de droides; y cómo y por qué empezó la Crisis de Naboo que vemos en The Phantom Menace (1999), etc.

Por otro lado, podemos observar una agradecidamente leve transición del universo que nos muestran las precuelas al de la trilogía original, con la presentación de nuevos conceptos, entidades y organigramas que conforman la galaxia; el porqué de la precariedad de los mundos que vemos visitar a Luke comparados con la magnificencia y tecnología de las películas modernas; y, lo más importante: cómo Wilhuff Tarkin llega a ser el despiadado líder territorial que vemos en A New Hope y de dónde viene esa lealtad de Darth Vader hacia él cuando, la última vez que les vimos juntos, el entonces capitán juzgaba por traición a Ahsoka Tano, la estimada aprendiz de Skywalker.

La novela pues juega tres papeles: en primer lugar, se trata de la biografía de Tarkin desde que empieza su adiestramiento cuarenta años atrás en su planeta natal, Eriadu, hasta su proclamación como Grand Moff, como le vemos en el episodio IV. James Luceno refuerza así la imagen del personaje que admiramos en sus breves aportaciones a la captura rebelde en ANH.

Por otro lado, nos cuenta cómo, poco a poco, a través de la mente de un solo hombre se Tarkin_Back_Covermodela un Nuevo Order, el Imperio Galáctico, y todo mientras persigue, en una enrevesada trama de persecución y batallas de ingenios (Wilhuff Tarkin vuelve a ser Sherlock Holmes), a los perpetradores disidentes que quieren amargarle el día. ¡Es fantástico ver otra buena historia narrada desde el punto de vista de los malos! Quizá, después de todo, la Rebelión se equivocaba y Darth Sidious tenía razón…

Y por último, Luceno desarrolla y detalla como nunca antes cada miembro del triunvirato que gobierna la galaxia – El Emperador, Darth Vader y el mismo Tarkin -, enriqueciendo así unos personajes de los cuales saber mucho sabe a poco.

¿Lo peor? Extrañamente, a veces se trata a Vader y Tarkin como una versión interestelar de la extraña pareja, aprendiendo a respetarse mutuamente a cada aventura que pasan juntos a través del Borde Exterior… Podría dar para un par de sketches para el Robot Chicken de Seth Green.

Y, aunque los personajes principales son realmente interesantes, ni los propios adversarios ni sus propias aptitudes consiguen captar la atención del lector, y eso que de vez en cuando tienen sus propias páginas de punto de vista narrativo. El desenlace de sus respectivas tramas los convierte en un ratón más divertido de cazar que de atrapar (como la mayoría de veces en estas tramas), un punto y aparte en las páginas de la Historia de la Galaxia.

En definitiva – James Luceno consigue en Tarkin profundizar en uno de los más elaborados villanos de la historia del cine, creando estabilidad entre las trilogías cinematográficas y todo a través de una narración corta pero enrevesada y entretenida que deja con ganas de más Lado Oscuro, más Imperio Galáctico y más Grand Moff Tarkin. Por otro lado, consigue salvar del abismo conceptos que se creían perdidos en las novelas y cómics de Legends – cosa que los lectores veteranos agradecemos de corazón.

Sergi

Buenos Presagios – Terry Pratchett & Neil Gaiman

EL TIEMPO Y EL SILENCIO

La reseña que os traigo hoy es sin duda una de mis favoritas, ya que trata de un maravilloso libro escrito por mi queridísimo Terry Pratchett y el aún (casi) desconocido para mi Neil Gaiman. A pesar de haber leído recientemente otra colaboración de Pratchett y Baxter titulada La tierra larga (ver reseña aquí), este lo supera con creces. El argumento es, como poco, curioso: Un ángel y un demonio, amigos desde tiempos inmemoriales, encargan a una monja que de el cambiazo a un bebé del hospital por el anticristo. Sin embargo, ésta se equivoca y el niño al que educan para ser el destructor resulta no ser el correcto. Ahora, las profecías de Agnes la chalada sitúan el fin del mundo el próximo sábado, y quizá no todo sea lo que parece, quizá no todos quieren que la gran guerra entre cielo e infierno ocurra…

Buenos presagios

CONTEXTO

Aunque se habla del cielo y del infierno y…

Ver la entrada original 938 palabras más

Reseña – MCU: Ant-Man

El Ant-Man de Peyton Reed (y Edgar Wright, siempre, por qué olvidarlo) es probablemente la película más ingeniosa y divertida de todo el MCU, a la misma altura pero en una categoría diferente a Guardians of the Galaxy (2014).

Probablemente así lo sea teniendo en cuenta que es un film poco esperado por el público en general y del cual teníamos miedo los seguidores del MCU desde que vimos que había problemas con la concepción, producción y dirección de la película. Pese a todo, Ant-Man se ha convertido (aun no reflejándolo en taquilla) en la película MARVEL mejor criticada de los últimos años.

Tras los eventos de los Avengers: Age of Ultron (2015) y Marvel’s AoS Season 2 (2015),  la película explica la historia de dos súper héroes, dos Hombres Hormiga. El primero, Hank Pym (Michael Douglas) un viejo científico que necesita de alguien para impedir que su joven aprendiz, Darren Cross (Corey Stoll), reproduzca las partículas Pym (que dan el poder de disminuir y aumentar de tamaño) para venderlas como fuente de poder del traje de guerra Yellowjacket; y el segundo Scott Lang (Paul Rudd) un sinvergüenza ex convicto que se convierte en el alguien que Pym necesita para recuperar las partículas y salvar el mundo, redimiéndose de paso Lang con su ex mujer y ganando el lugar que le corresponde al lado de su hija.

Ah, Pym y Lang controlan hormigas con su casco, y Evangeline Lilly también está por ahí. Es la hija de Pym y eso.

Exceptuando las tramas secundarias – la relación de Douglas con Lilly como padre e hija, el cameo de los Vengadores, y la aceptable relación entre Rudd y su familia -, Ant-Man es una aventura increíblemente entretenida y divertida, ofreciendo una concepción y desarrollo de película de atraco mezclada con la fantasía MARVEL fascinante.

Las escenas de acción son bellísimas: la interacción de Lang y Pym con las hormigas está muy bien lograda (lo que quiere decir: no parece absurda), pero no tienen nada que ver con la interacción de los personajes con el entorno en las carreras, huidas y peleas. Sencillamente fantástico.

Darren Cross es probablemente el villano más aburrido de todo MARVEL, pero compensan ant-man-poster-01secundarios hilarantes como Luís, el amigo de Scott interpretado por Michael Peña. ¿Desde cuándo no oía reír a la gente así en el cine?

Como fan acérrimo del Ant-Man de Pym, he de decir que es la peor adaptación del personaje que he visto, mucho mejor la versión animada de The Avengers: Earth’s Mightiest Heroes (2010-2012), pero Rudd consigue hacer de Scott Lang un personaje digno de las viñetas. Y como fan del MCU, claro, me encantó poder ver –

– a Hailey Atwell re-caracterizada como Carter, y al mismo Stark, John Slattery, de Iron Man 2 (2010), ¿no fue un puntazo?

En resumen: probablemente lo más ingenioso y divertido que MARVEL ha llevado a la gran pantalla, al mismo nivel que GotG, y – aunque con una trama bastante común – unos personajes y una puesta en escena increíbles. ¿Ha creado Wright una nueva peli de culto? Puede. Altamente recomendable.

Ahora a esperar a la temporada 3 de AoS, y Jessica Jones. ¡Excelsior!

Sergi

Reseña – Jurassic World

Veintidós años tras el estreno de la adaptación de Crichton por Spielberg al cine, Jurassic Park recibe su secuela directa de manos del director Colin Trevorrow. ¿Está a la altura de recibir su legado?

Para empezar dejemos claro que la película en general tiene mucho más sentido que The Lost World (Jurassic Park), y que Jurassic Park III jamás tuvo lugar. Esto la calificaría como la mejor secuela de la película original y la que, literalmente, continúa la labor que John Hammond inició en su primera aventura con su primer parque.

raptor-bigAunque la historia es simple y está bien arraigada – dejando de lado todo el tema de la base científica, que aunque está bien asentada flojea por varios lados -, los diálogos son de manual y los personajes totalmente planos (que no quiere decir que no tengan unos objetivos bien definidos durante toda la película).

El desarrollo de la trama es casi perfecto. En primer lugar, introducen al espectador en un mundo en el que el Jurassic World lleva diez años funcionando y lo hacen de manera espectacular – las muestras del parque de atracciones, su funcionamiento y componentes a través de Gray (Ty Simpkins, quien ya vimos en Iron Man 3) y Zach (un estupendísimo Nick Robinson), acompañados de John Williams de fondo, maravilla.

La historia avanza rápido, y una vez situados los personajes y sus prioridades, pasando por trepidantes escenas de acción (la de los pteranodones de las más terroríficas y crueles que he visto en tiempo), nos encontramos en un abrir y cerrar de ojos con el final de la película. Totalmente tópico, totalmente esperado, pero un viaje entretenido al fin y al cabo.

Bryce Dallas Howard (Claire) y Chris Pratt (Owen) brillan por su ausencia: dos talentos de la interpretación totalmente desaprovechados. Y no estamos hablando de que sean malos actores, al contrario, simplemente no se les ofrece la oportunidad de destacar en ningún momento. Y eso es una gran lástima porque Vincent D’Onofrio (Hoskins) sí tiene la oportunidad (y la aprovecha) de comerse la pantalla las pocas escenas en las que aparece.

Los elementos nostálgicos y referencias a la primera película son fetén, aunque la sutileza con la que la hagan sea poca. En ese aspecto funciona para ambos públicos: tocando la fibra nostálgica de los veteranos y avivando la curiosidad de los noveles.

T-Rex_2

Por otro lado (y quizá lo más doloroso y vergonzoso del filme) es que de nuevo les han dado personalidad a los animales, tal y como hicieron en Jurassic Park III. Probablemente lo que más aterrorizaba de la primera película era el hecho de que el T-Rex y los raptores eran animales, inteligentes, sí, pero animales al fin y al cabo con la intención de cazar y alimentarse. La creación del Indominous Rex ya es algo difícil de aceptar (aunque funcione dentro del contexto), sin embargo…

WARNING! SPOILER AREA!

… la capacidad de raciocinio y el vínculo sentimental (porque lo que ocurre en la escena final no es respeto y ni leches) de los raptores con Pratt es absurda. El Deus Ex cliché del T-Rex salvando el día era totalmente esperado, pero la alianza con el raptor que sobrevive mágicamente y quE LLEGA PARA SALVAR A PRATT A CÁMARA LENTA DE ENTRE LAS LLAMAS para que luego el Indominous sea devorado por el mosasaurio… Y la mirada de despedida entre el raptor y el rex… Y el rex rugiendo sobre el edificio… Y el paseo hacia el infinito de Owen y Claire… Por favor.

Veinte minutos terribles de película que te dejan con un final amargo.

END OF SPOILER AREA!

Jurassic World es una atracción entretenida pero poco impactante y novedosa. Es muy divertida de ver y es secuela más digna a la original que las anteriores, pero deja sin poder compararse con ella. Por otro lado, ver “dinosaurios” en la gran pantalla mola, y el personaje de Chris Pratt, si se trabaja bien, puede tener un papel imporante y destacar en Jurassic World 2 y 3, en donde esperemos que se cierren las tramas que se han abierto en esta película y entretenga, con algo más de calidad, a los espectadores…

Recordad que Hollywood siempre se abre camino.

Sergi

Reseña – MCU: Avengers: Age of Ultron

¡Atención: esta reseña NO CONTIENE SPOILERS!

Tres años después del estreno y el éxito de The Avengers, los héroes más poderosos de Marvel (y Disney) vuelven a reunirse en Avengers: Age of Ultron (Los Vengadores: la era de Ultrón en España). En esta secuela, Joss Whedon vuelve a la carga con más poder creativo que nunca junto al cast recurrente de no sólo ya su antecesora, sino también de las sagas de Iron Man, Thor y Captain America (además de nuevas caras, claro).

Age of Ultron, junto a la esperada Ant-Man, son las dos últimas películas de la Segunda Fase del Universo Cinematográfico Marvel (MCU) y de las cuales se espera mucho por parte de los fans del Universo en general y de los superhéroes en particular. Pero, ¿cumple esas expectativas? Vamos a analizar los aspectos más relevantes de su funcionamiento.

Avengers 2 funciona como secuela, pero no de la misma manera para el espectador medio que para el fan. Aunque Whedon a la hora de explicarnos la historia nos da mucha información útil para aquellos que no han visto CA: The Winter Soldier (2014), Thor: TDW (2013) o Guardians of the Galaxy (2014), o incluso evade sub-elementos de teórica importancia de Iron Man 3 (2013) y Agents of S.H.I.E.L.D. (2013 – actualidad), da por hecho que otros elementos y personajes de estas películas son conocidos por todos los espectadores. Sin embargo, la mitad de los que visitan las salas de cine van como fans de la primera película y amantes del género, ausentes de todo aquello que rodea las franquicias de súper-héroes Marvel que protagonizan el largo.

avengers-age-of-ultron2Por otro lado, el hecho de que no conozcan las tramas y sub-tramas no implica que no puedan disfrutar de un nuevo y más profundo desarrollo de sus personajes preferidos (gracias por este nuevo y aprovechado Hawkeye de Jeremy Renner), así como de escenas de acción trepidantes y una trama clásica bien construida, con todos aquellos elementos y clichés que se esperan de la misma. ¿Funciona como secuela, pues? Sí, en parte, pero mucho mejor como un  capítulo más de la Saga del Infinito.

Si hablamos desde el punto de vista cinematográfico, la película presenta elementos de los que estar orgullosa: un guion divertido y emocionante, clásico de una buena película de entretenimiento y superhéroes; unos personajes (y villanos) mucho más desarrollados de lo esperable en este ámbito e interpretados por un cast que derrocha química en pantalla; y un tempo bien pausado – al menos mucho mejor que el de su antecesora. AoU contiene unas de las mejores escenas de acción jamás vistas en el cine, rodadas con la tecnología práctica y generada por ordenador más avanzadas que combinan deliciosamente en pantalla (muy, muy fan de los planos secuencia y travellings de combate que abundan en el filme). Aun así, a diferencia de lo que comentábamos en la reseña de Marvel’s Daredevil, la cinematografía se centra en explicar la historia de la manera más impactante y entretenida posible sin aprovechar las infinitas posibilidades que puede ofrecer el cine para contarnos lo que ocurre.

Como adaptación de cómic (ya no hablamos de historia, hablamos de personajes y aquí sí que podemos encontrar algo que nos destripe conceptos, no la peli en sí, aviso), la película deja un muy, muy buen sabor de boca. Si algo me daba miedo era el trato de Ultron (James Spader): en el tráiler se mostraba un humanoide-transformer con personalidad humana muy diferente a los cómics, sin embargo todo cobra sentido al darnos cuenta de que el Ultron del MCU no es más que un Tony Stark (Robert Downey Jr.) de latón. Es cuestión de comprender y acostumbrarse.

El desarrollo de cuatro personajes impacta para muy bien, ciertamente. El Barton de AoU es por fin aquello que siempre quisimos que fuera, y no lo que vimos en The Avengers (también se explica por qué no le hemos visto desde antes de que cayera S.H.I.E.L.D. en CA: TWS). Los gemelos Maximoff son, por suerte, mucho más profundos y tangibles de lo que se esperaría de ellos en lo que salen de película – se empieza a ver por dónde van los tiros con Wanda (Elizabeth Olsen) y, bueno, al menos Pietro (Aaron Taylor-Johnson) no es el mismo personaje de X-Men: Days of Future Past (2014). Y, claro, luego tenemos a Vision… Wow. No digo nada, y lo digo todo.

vision-avengers-age-of-ultron

En resumen: aunque The Avengers: Age of Ultron no es la película que podría haber llegado ser, roza la perfección superando en casi todos los aspectos a su antecesora. Divertida y entretenida para todos los públicos (fans y amantes del género), es una película para ver una y otra vez – llena de acción y elementos increíbles, corta para su larga duración, y con una BSO de lujo (con leitmotivs de antecesoras, ¡gracias Danny Elfman!). Además, avanza enormemente con la trama del MCU y nos da mucho hype por ver qué ocurre en Ant-Man y aquello que nos vaya a brindar en tres años Avengers: Infinity War, Part I.

En fin, creo que voy a verla otra vez. Avengers…!

Sergi