Reseña – MCU: Ant-Man

El Ant-Man de Peyton Reed (y Edgar Wright, siempre, por qué olvidarlo) es probablemente la película más ingeniosa y divertida de todo el MCU, a la misma altura pero en una categoría diferente a Guardians of the Galaxy (2014).

Probablemente así lo sea teniendo en cuenta que es un film poco esperado por el público en general y del cual teníamos miedo los seguidores del MCU desde que vimos que había problemas con la concepción, producción y dirección de la película. Pese a todo, Ant-Man se ha convertido (aun no reflejándolo en taquilla) en la película MARVEL mejor criticada de los últimos años.

Tras los eventos de los Avengers: Age of Ultron (2015) y Marvel’s AoS Season 2 (2015),  la película explica la historia de dos súper héroes, dos Hombres Hormiga. El primero, Hank Pym (Michael Douglas) un viejo científico que necesita de alguien para impedir que su joven aprendiz, Darren Cross (Corey Stoll), reproduzca las partículas Pym (que dan el poder de disminuir y aumentar de tamaño) para venderlas como fuente de poder del traje de guerra Yellowjacket; y el segundo Scott Lang (Paul Rudd) un sinvergüenza ex convicto que se convierte en el alguien que Pym necesita para recuperar las partículas y salvar el mundo, redimiéndose de paso Lang con su ex mujer y ganando el lugar que le corresponde al lado de su hija.

Ah, Pym y Lang controlan hormigas con su casco, y Evangeline Lilly también está por ahí. Es la hija de Pym y eso.

Exceptuando las tramas secundarias – la relación de Douglas con Lilly como padre e hija, el cameo de los Vengadores, y la aceptable relación entre Rudd y su familia -, Ant-Man es una aventura increíblemente entretenida y divertida, ofreciendo una concepción y desarrollo de película de atraco mezclada con la fantasía MARVEL fascinante.

Las escenas de acción son bellísimas: la interacción de Lang y Pym con las hormigas está muy bien lograda (lo que quiere decir: no parece absurda), pero no tienen nada que ver con la interacción de los personajes con el entorno en las carreras, huidas y peleas. Sencillamente fantástico.

Darren Cross es probablemente el villano más aburrido de todo MARVEL, pero compensan ant-man-poster-01secundarios hilarantes como Luís, el amigo de Scott interpretado por Michael Peña. ¿Desde cuándo no oía reír a la gente así en el cine?

Como fan acérrimo del Ant-Man de Pym, he de decir que es la peor adaptación del personaje que he visto, mucho mejor la versión animada de The Avengers: Earth’s Mightiest Heroes (2010-2012), pero Rudd consigue hacer de Scott Lang un personaje digno de las viñetas. Y como fan del MCU, claro, me encantó poder ver –

– a Hailey Atwell re-caracterizada como Carter, y al mismo Stark, John Slattery, de Iron Man 2 (2010), ¿no fue un puntazo?

En resumen: probablemente lo más ingenioso y divertido que MARVEL ha llevado a la gran pantalla, al mismo nivel que GotG, y – aunque con una trama bastante común – unos personajes y una puesta en escena increíbles. ¿Ha creado Wright una nueva peli de culto? Puede. Altamente recomendable.

Ahora a esperar a la temporada 3 de AoS, y Jessica Jones. ¡Excelsior!

Sergi

Reseña – Jurassic World

Veintidós años tras el estreno de la adaptación de Crichton por Spielberg al cine, Jurassic Park recibe su secuela directa de manos del director Colin Trevorrow. ¿Está a la altura de recibir su legado?

Para empezar dejemos claro que la película en general tiene mucho más sentido que The Lost World (Jurassic Park), y que Jurassic Park III jamás tuvo lugar. Esto la calificaría como la mejor secuela de la película original y la que, literalmente, continúa la labor que John Hammond inició en su primera aventura con su primer parque.

raptor-bigAunque la historia es simple y está bien arraigada – dejando de lado todo el tema de la base científica, que aunque está bien asentada flojea por varios lados -, los diálogos son de manual y los personajes totalmente planos (que no quiere decir que no tengan unos objetivos bien definidos durante toda la película).

El desarrollo de la trama es casi perfecto. En primer lugar, introducen al espectador en un mundo en el que el Jurassic World lleva diez años funcionando y lo hacen de manera espectacular – las muestras del parque de atracciones, su funcionamiento y componentes a través de Gray (Ty Simpkins, quien ya vimos en Iron Man 3) y Zach (un estupendísimo Nick Robinson), acompañados de John Williams de fondo, maravilla.

La historia avanza rápido, y una vez situados los personajes y sus prioridades, pasando por trepidantes escenas de acción (la de los pteranodones de las más terroríficas y crueles que he visto en tiempo), nos encontramos en un abrir y cerrar de ojos con el final de la película. Totalmente tópico, totalmente esperado, pero un viaje entretenido al fin y al cabo.

Bryce Dallas Howard (Claire) y Chris Pratt (Owen) brillan por su ausencia: dos talentos de la interpretación totalmente desaprovechados. Y no estamos hablando de que sean malos actores, al contrario, simplemente no se les ofrece la oportunidad de destacar en ningún momento. Y eso es una gran lástima porque Vincent D’Onofrio (Hoskins) sí tiene la oportunidad (y la aprovecha) de comerse la pantalla las pocas escenas en las que aparece.

Los elementos nostálgicos y referencias a la primera película son fetén, aunque la sutileza con la que la hagan sea poca. En ese aspecto funciona para ambos públicos: tocando la fibra nostálgica de los veteranos y avivando la curiosidad de los noveles.

T-Rex_2

Por otro lado (y quizá lo más doloroso y vergonzoso del filme) es que de nuevo les han dado personalidad a los animales, tal y como hicieron en Jurassic Park III. Probablemente lo que más aterrorizaba de la primera película era el hecho de que el T-Rex y los raptores eran animales, inteligentes, sí, pero animales al fin y al cabo con la intención de cazar y alimentarse. La creación del Indominous Rex ya es algo difícil de aceptar (aunque funcione dentro del contexto), sin embargo…

WARNING! SPOILER AREA!

… la capacidad de raciocinio y el vínculo sentimental (porque lo que ocurre en la escena final no es respeto y ni leches) de los raptores con Pratt es absurda. El Deus Ex cliché del T-Rex salvando el día era totalmente esperado, pero la alianza con el raptor que sobrevive mágicamente y quE LLEGA PARA SALVAR A PRATT A CÁMARA LENTA DE ENTRE LAS LLAMAS para que luego el Indominous sea devorado por el mosasaurio… Y la mirada de despedida entre el raptor y el rex… Y el rex rugiendo sobre el edificio… Y el paseo hacia el infinito de Owen y Claire… Por favor.

Veinte minutos terribles de película que te dejan con un final amargo.

END OF SPOILER AREA!

Jurassic World es una atracción entretenida pero poco impactante y novedosa. Es muy divertida de ver y es secuela más digna a la original que las anteriores, pero deja sin poder compararse con ella. Por otro lado, ver “dinosaurios” en la gran pantalla mola, y el personaje de Chris Pratt, si se trabaja bien, puede tener un papel imporante y destacar en Jurassic World 2 y 3, en donde esperemos que se cierren las tramas que se han abierto en esta película y entretenga, con algo más de calidad, a los espectadores…

Recordad que Hollywood siempre se abre camino.

Sergi