Este abril, cosas mil

En realidad hago cosas mil a todas horas – liado entre el trabajo en Vision Factory, proyectos individuales y el desarrollo del Trabajo de Fin de Grado – y es por eso que estoy actualizando tan poco este blog.

Sin embargo este abril vienen cositas muy chulas que me encantaría compartir con todos vosotros… ¡abrid agendas!:

Presentación del libro Memorias de Harleck: Alma

Memorias_de_Harleck_Alma¿Cuándo? Viernes, 10 de abril – 19.30h

¿Dónde? Fnac L’Illa Diagonal, Barcelona

Pau Sitjar y Roger Peruga nos descubren las crónicas del reino de Harleck, un mundo fantástico y cruel tan estremecedor como Canción de hielo y fuego, épico como La rueda del tiempo y hermoso como las baladas de la Tierra Media. Una de las mejores novelas de fantasía que he leído y, seguro, de las más innovadoras. Tengo el honor de presentar junto a ellos y el Presidente y editor de Edhasa, Daniel Fernández, la primera de las cuatro novelas de la saga: Alma.

Tenéis info del evento en la web de Edhasa, y en Facebook. ¡Os veo allí!

33 Saló Internacional del Còmic de Barcelona

342_x_cartellsc15-cat¿Cuándo? Del 16 al 18 de abril

¿Dónde? Fira de Barcelona

Como cada año, es hora de asistir al 33 Salón Internacional del Cómic de Barcelona. Desde Vision Factory colaboramos con diferentes entidades y amigos que acuden al evento, así que podréis encontrarme dando vueltas alrededor de los miembros S. S. Enterprise en el stand del CLub Star Trek España, las tropas de Star Wars Catalunya y, claro, cuidando de nuestra réplica 1:1 en madera de la T.A.R.D.I.S. en el stand del (cf)3.

Más info sobre el Salón en la web de Ficomic.

Doctor Who Day

¿Cuándo? Del 24 al 26 de abril

¿Dónde? Hotel Don Cándido, Terrassa

Celebrando el décimo aniversario de la renovación de la serie de la BBC Doctor Who, y tal y como hizo en noviembre de 2013, ¡el (cf)3 trae de nuevo el Doctor Who Day para el orgullo de todos los Whovians! Expsiciones, charlas, TARDIS, fotos, juegos, invitados nacionales E INTERNACIONALES – que sí, que sí, miradlo en la web – y  yo haré tres eventillos:

  • Sábado 25 a las 10.00h – ¿Cuáles son los ingredientes de un buen episodio de Doctor Who? El plan es ir de Moffat y, entre todos, cocinar de una forma divertida y amena el mejor episodio de Doctor Who. ¡Va a ser la risa!
  • Domingo 26 a las 10.00h – De Locos y Bendiciones: los libros del Doctor en castellano, donde junto a autores de la estatura de Doc Pastor y Marcos Muñoz (yo soy el más bajito) hablamos en plan mesa redonda del tema, seguido por…
  • ” ” a las 11.00h – Sesión de firmas de todos los autores (¡traed el Timey Wimeys o una servilleta y os lo dedico!
  • ” ” a las 13.00h – FanFict Confiditential, ¡los episodios de Doctor Who: El mundo imperfecto comentados por mi, el equipo y los actores! Eso sí va a ser la risa total 😀

Os dejo el horario y el evento en Facebook

cartel-programa-web

 

Y ya está, este es mi abril. Ahora, de regalo, APRIL, pero O’Neill –

tmnt_april_by_hugohugo-d31z0jy

 

 

Sergi

… and he lived long and prosper – acerca de Nimoy y los sueños

Hoy es día de luto aquí y más allá en las estrellas: Leonard Nimoy nos dejó ayer con 83 años de edad.

En redes sociales y medios de comunicación los familiares, fans, amigos, y compañeros de trabajo se despiden de él. Su encarnación como Mr. Spock en el Star Trek de Rodenberry marcó un antes y un después en la historia de la televisión, así como en la concepción de personajes humanoides. Su saludo vulcano será siempre sinónimo de una vida larga y próspera, como la suya fue.

Sin embargo no son los fotomontajes compartidos, ni los selfies saludando, ni las comparticiones de sus momentos estelares en The Simpsons y largos de Star Trek o su balada a Bilbo Bolsón lo que me ha llamado la atención, sino un tuit. Un tuit de la NASA que resume exactamente lo que Nimoy dejó de herencia.

En este tuit, la NASA corrobora mi speech del pasado sábado en Madrid, y es que la ciencia-ficción nos hace soñar y cumplir nuestros sueños, alcanzar las estrellas. Muchos de los miembros actuales de la NASA están allí porque creyeron que era posible alcanzar la última frontera. Muchos de los descubrimientos y avances tecnológicos se han conseguido porque en algún momento el Sr. Spock le paró los pies al Capitán Kirk, haciéndole ver lo mejor de él y lo mejor de nosotros mismos.

Nimoy hizo de Spock un maestro y mentor como Oz hizo de Yoda. Qué gran honor para Quinto.

Entristece ver que un hombre que creía en la humanidad, en la sociedad, en la bondad y el descubrimiento por encima de todo se ha ido. Pero hemos tenido la suerte de que ha estado ahí. Y es que, he aquí su última aportación, su último consejo antes de desvanecerse:

“La vida es como un jardín. Se pueden tener momentos perfectos, pero no preservarlos, excepto en la memoria. Tened una larga y próspera vida.”

Leonard Nimoy

leonard-nimoy-rip

Gracias, Sr. Spock. Eso es todo.

Sergi, LLAP

Pardon, monsieur – crónica y reflexión en París

El pasado miércoles 21 de enero, VisionFES tuvo el honor de ser invitada al estreno en la UNESCO del documental Jusqu’au Dernier: La destruction des juifs d’Europe, conmemorando el setenta y cinco aniversario de la liberación de los presos judíos del yugo antisemita del no-tan-poderoso Tercer Reich. Así pues, mi compañero y amigo productor Marc Martí y yo nos dirigimos en un viaje exprés a París en representación de nuestra joven productora.

Hacía catorce años que no pisaba suelo francés (suerte de la capacidad de traducción de Marc, si no me habría quedado en el aeropuerto), por lo tanto no recordaba absolutamente nada. Las calles parisinas son limpias y la gente amable, los edificios cada uno más hermoso que el anterior, todos ellos contando un párrafo de un episodio de la historia de la ciudad… Y todo muy caro. Mucho.

Aprovechamos que debíamos cruzar el centro a pie para echarle un vistazo rápido a los monumentos más emblemáticos: la catedral de Notrê Dame, la fachada y pirámides del Louvre, la Torre Eiffel… y nos desviamos gratamente para acercarnos a las altamente protegidas oficinas de la revista Charlie Hebdo, donde dejamos en nombre de todo el equipo un lápiz roto, uno más entre los centenares que homenajean a los dibujantes y policías caídos junto a caricaturas, flores y mensajes de apoyo y defensa a la libertad de expresión.

Homenajes a las afueras de Charlie Hebdo, París.

Los homenajes a los caídos por la libertad de expresión a las afueras de las oficinas de Charlie Hebdo.

El estreno del documental fue espléndido: la narración de ambos episodios mostrados (el primero y el último) presentaban un trabajo de investigación exquisito, con una recopilación de tétricas e imponentes imágenes (tanto en blanco y negro como a color) de la Guerra y la liberación de Aushwitz – todo acompañado con una impecable banda sonora. Tuvimos tras la presentación la oportunidad también de intercambiar unas palabras con el oscarizado Paul Rozenberg, productor de la serie documental.

Y de este viaje, acabada aquí la crónica, extraigo diferentes reflexiones:

1.- Los zapatos de traje no sirven para caminar, y el traje mismo no abriga si uno está bajo cero. Aun el viaje siendo express como lo fue este, se ha de preparar todo mejor.

2.- Los bocadillos en Francia solo se abren de un costado. Nos llevan siglos de ventaja culinaria.

3.- La vida profesional que hemos escogido, aunque plena una vez visto el fruto del trabajo, es muy, muy dura. Un viaje de un día a París por motivos de trabajo no es para nada aquello que uno escogería – claramente ha valido la pena, y se han conseguido todos los propósitos que se tenían en mente, pero a diferencia de lo que muchos podrían opinar no es ni de lejos un viaje de placer.

Hay trabajos que te mueven: un ejecutivo de una empresa nacional puede verse hoy en Barcelona, mañana en Madrid y pasado en Granada; y un cantante de fama mundial puede estar hoy en Londres y mañana en Los Ángeles. Aún hay gente que envidia a aquellos que viajan por trabajo, sin darse cuenta de que su profesión es tan dura como la del oficinista o panadero. Y es que como en casa no se está en ningún sitio, y cuando se ve mundo se debería ir para vivirlo, no para observarlo desde el avión, coche o tren.

En resumen, adoro el hecho de tener un trabajo que me haga moverme de vez en cuando (este mes que viene me acerco a Madrid, y al siguiente al sur del país, ya iré contando), y adoro la experiencia que me ha hecho empatizar con aquellos que se ven obligados a viajar más a menudo. Me hace apreciar mucho más las cosas.

Espero que esta reflexión os haya servido para algo. Si no, siempre nos quedará París.

Sergi